La experiencia de compartir coche con desconocidos

Álvaro es gaditano pero trabaja en Madrid. De vez en cuando baja al Sur a visitar a los suyos.

Desde el primer día en que oyó hablar de Blablacar (la famosa plataforma que reúne personas que van a hacer el mismo trayecto en coche y en la misma fecha y que quieren ahorrarse un dinero) pensó que era un recurso que algún día podría utilizar. Además, varios amigos suyos ya lo habían usado, tanto de pasajeros como de conductores, y se lo habían recomendado. Le comentaban que era cómodo y económico y que los trayectos se hacían así más amenos.

Una Semana Santa en la que se encontró con los billetes de tren por las nubes, se planteó la opción de compartir coche.

El autobús le salía igual de caro que el viaje que le proponían en Blablacar, así que optó por la que consideró la opción más cómoda, la del Car Sharing.

Aprovechándonos de su experiencia, la cual repitió después y a la que cree que volverá a recurrir, le hemos preguntado algunas dudas que siempre hemos tenido acerca de esta forma de viajar.

 blablacar_como_funciona

 

10 preguntas sobre Blabacar

 

  • 1.-  ¿Realmente supone un ahorro?

    • Sí. Para alguien que habitúa a viajar en tren, cree Álvaro, sí que supone un ahorro. Él gastaba en ir a Cádiz unos 115 euros entre la ida y la vuelta, y en épocas en las que viajaba más, como el verano, no se podía permitir tanto desembolso. Compartiendo coche, nos cuenta, el viaje completo le sale por unos 50 o 70 euros.

 

  • 2.- ¿Quién decide esos precios y cómo?

    • Los precios los pone el conductor. Aún así, BlaBlaCar tiene una calculadora orientativa según el trayecto. Los precios están limitados para que los conductores solo compensen sus gastos variables (sin obtener un beneficio) Y una vez establecidos, en ningún caso son negociables, lo que se traduce en una mayor transparencia para ambas partes.

 

  • 3.- ¿Sale más barato si sois más en el coche?

    • No. Esto, según Álvaro, supone una ventaja y un inconveniente. Lo bueno es que así no hay regateos “ni historias raras”; tú, desde el principio y hasta el final, sabes cuánto vas a pagar, independientemente de si el coche se completa o no. Lo malo es que si es un coche de cinco plazas, tú pagas cuando aún están libres todas y, si finalmente se llenan todas, vas a viajar finalmente más incómodo y al mismo precio. Aún así, especifica Álvaro, en los viajes que ha hecho él, por ejemplo, los conductores no dejaban llenar todas las plazas, ofrecían como mucho tres más además de la suya.

 

  • 4.- ¿Cómo y cuándo se paga?

    • No se paga online sino en persona. En su caso,  por ejemplo, hicieron las cuentas en la típica parada a mitad del trayecto para estirar las piernas.

 

  • 5.- ¿Y exige planificarse con mucho tiempo?

    • Al revés, más bien encuentras más opciones cuanto más próxima se encuentre la fecha del viaje. Seguramente se ofrezcan más horarios y una escala más amplia de precios.

 

  • 6.- ¿El conductor pasará exactamente por mi casa? ¿Y cabrán mis maletas?

    • Aunque la mayoría de la información suele quedar bastante clara en el anuncio, el conductor publica su teléfono. Puedes llamarle para preguntarle cuánto equipaje cabría o dónde te podría dejar que te quede cerca de tu destino final. A Sanlúcar de Barrameda, por ejemplo, donde tiene Álvaro a su familia, no suele haber trayectos directos, pero los conductores marcan las rutas previamente así que Álvaro busca puntos próximos a su destino que le puedan interesar también, como Jerez de la Frontera, más común entre los conductores.

 

  • 7.- ¿No se hace un poco incómodo un viaje largo con desconocidos?

    • “Pues no sé si por ser gaditano, como lo son la mayoría de los que suelen ir en mi coche, o si es por otros motivos, pero el viaje se hace más que ameno. Los amigos que lo han probado a distintos sitios, Valencia, Sevilla, ¡hasta Alemania!, dicen que sin problemas, siempre muy agradable y ameno. Al ser gente nueva, tienes cosas que contar, cosas que tus amigos ya se saben de memoria: trabajos, experiencias, viajes…”
       

       

  • 8.- ¿Y si prefiero un viaje en el que no estén todo el rato hablándome?

    • Lo bueno es que puedes filtrar opciones según algunas características que desearías para tu viaje. Por ejemplo, si no quieres que haya animales en el coche, si no te gustaría que se fumase durante el trayecto, si prefieres viajar con música o sin ella o si buscas gente charlatana o más bien te decantas por un viaje más silencioso. Obviamente, cuanto más flexible seas en este sentido, de más alternativas dispondrás.

 

  • 9.- ¿Y mi privacidad? ¿a quién estoy dando mis datos personales?

    • La confidencialidad de ambas partes se protege gracias al sistema de mensajería interna. Tus comentarios no serán públicos, los recibirá únicamente la persona a la que te dirijas.

 

  • 10.- ¿Alguna mala experiencia?

    • Las habrá, pero no es el caso de Álvaro, que hasta ahora asegura que ha tenido suerte tanto con los compañeros como con los conductores, con quienes no le importaría compartir próximos trayectos. Está convencido de que repetirá, lo recomienda y, a los indecisos que se lo están todavía pensando, les anima a probar la experiencia.
blablacar_como_funciona_2

 

¿Solo Blablacar?

Aunque la que es de sobra conocida por todos es Blablacar, no es la única.

Existen otras páginas similares con el mismo objetivo como es el caso de www.compartocoche.com o de www.amovens.com.

Tags: , , , , , , ,

Author:María de la Cruz Valdemoro

Trackbacks/Pingbacks

  1. Aplicaciones recomendadas para tus viajes por categorias - 27/05/2014

    […] Blablacar […]

  2. BlaBlaCar es legal. “Queremos tranquilizar a los usuarios” | tienecajones - 10/06/2014

    […] Aquí puedes ver un post sobre cómo funciona exactamente BlaBlaCar: […]

  3. BlaBlaCar no va a desaparecer | tienecajones.com - 20/10/2015

    […] Aquí puedes ver un post sobre cómo funciona exactamente BlaBlaCar: […]

Leave a Reply