El móvil podrá encenderse en despegues y aterrizajes: nueva norma sobre aparatos electrónicos en aviones

A partir de ahora, es probable que la tripulación de nuestro avión ya no nos invite a apagar el móvil, el mp3, el libro electrónico o la tablet porque “disculpe, vamos a aterrizar en unos minutos”.

Ayer, el Ministerio de Fomento publicó en el BOE (Boletín Oficial del Estado) una nueva normativa sobre los requisitos europeos para el uso de Dispositivos Electrónicos Portátiles (PED) a bordo de los aviones.

Hand holding mobile smart phone

La nueva norma, que ha sido elaborada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA),  permite el uso de dispositivos electrónicos personales durante todas las fases de los vuelos (despegue y aterrizaje incluidos),  siempre y cuando estén en el “modo avión” y, por tanto, no conectados a Internet.

El sindicato de Pilotos Sepla recuerda que el uso de estos dispositivos deberá permitirlo siempre el comandante del avión, que será quien decida si las condiciones del vuelo son compatibles con las interferencias que provienen de este tipo de aparatos electrónicos.

 

Excepción: ordenadores portátiles

Los ordenadores portátiles seguirán sin poder utilizarse durante el despegue y el aterrizaje, ya que debido a su tamaño es preferible que estén mejor guardados durante esas fases del vuelo.

 

¿Y hasta ahora cómo era la norma?

Hasta ahora se podían utilizar solo cuando el avión se hallara a una altura mínima de 10.000 pies, y nunca durante el despegue ni durante el aterrizaje.

uso_dispositivos_electronicos_avion_norma_antigua_2

(y añadimos la explicación que se daba a los PED “no transmisores”)

uso_dispositivos_electronicos_avion_norma_antigua_1

[Boe enero de 2002 – Norma anterior relativa al uso de dispositivos electrónicos portátiles a bordo]

 

En la línea de Europa

España busca así adaptarse a las directrices adoptadas recientemente por la Unión Europea (UE) para permitir el uso de dispositivos electrónicos portátiles (PED) durante todas las fases del vuelo.

En este enlace puedes consultar más detalles sobre las diferentes decisiones y medidas adoptadas por la Comisión Europea y la Agencia de Seguridad Aérea (EASA) a lo largo de los años 2012 y 2013, relativas a los criterios y requisitos operacionales para el uso  de dispositivos electrónicos portátiles a bordo. Asímismo, al final del post te enlazamos varios documentos que puedes consultar para conocer mejor los pasos recorridos en el cambio de la norma.

 

Cada compañía decide cómo se adapta a la nueva norma

Aunque la nueva norma ya está en vigor desde ayer, cada compañía aérea es libre de permitir o no este tipo de aparatos en todas las fases de los vuelos. Adecuándose, claro está, a la normativa recientemente publicada, y siempre que AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) dé el visto bueno a los requisitos que decidan incorporar a sus condiciones de vuelo.

Como pasajeros, por tanto, deberemos actuar acorde a las indicaciones que la tripulación de vuelo anuncien al inicio del trayecto y a las condiciones que podremos consultar previamente con la aerolínea específica en cuestión.

 

 

¿Y lo de hablar por teléfono y usar Internet en los aviones?

Según publica Europa Press haciendo referencia a las declaraciones de la directora de Seguridad de Aeronaves de AESA, Marta Lestau Sáenz, hablar por teléfono en un avión será técnicamente posible en “muy poco tiempo”.

Aunque para ver eso tendremos que esperar a que se redacte una norma que lo permita.

De las conversaciones telefónicas a bordo no hay todavía nada nuevo, nos asegurann desde AESA.

Lo mismo con el Wifi en los aviones. Iberia, afirmaba la agencia, está renovando sus aviones de largo radio para posibilitar la conexión a bordo.

Pero nosotros hasta que no lo vemos, no nos lo creemos 😀 Ese ya es un paso que aún está por darse en un futuro…

Aunque tal vez no tan lejano.

 

 

[Fuentes y más informaciónMinisterio de Fomento /Publicación BOEEuropa Press /

www.seguridadaerea.gob.es / Ley Anterior de 2002 / Norma EASA / easa.europa.eu / Sepla]

Tags: , , , , , , , , ,

Author:María de la Cruz Valdemoro

No comments yet.

Leave a Reply