"Nadie se equivoca haciendo esto"

Rubén y Lucía se conocieron soñando en alto con la idea de viajar por el mundo. Empezaron a salir juntos y la conversación surgía cada vez con más frecuencia.

– Tanto hablar de si nos vamos, de lo bien que estaría irse… tanta charla viajera… tanto blog mochilero… mucho hablar y nada…

– ¿Cómo? ¿Eso me dices?… Compra los billetes ahora mismo. 

Gracias a este repentino “a qué no hay huevos”, se descubrieron aquella noche reservando dos billetes de ida hacia un viaje de un año que nos invitan a imitar…

 

[Actualización enero de 2014: añadimos a mitad del post el vídeo de Rubén y de Lucía, “El síndrome del eterno viajero”]

  

Charlamos un buen ratito con ellos.

 

EL PRINCIPIO

  • ¿Cómo nace todo esto?
    • Se trataba de un sueño que ambos teníamos antes de conocernos y mira… no hay nada como coincidir con alguien que tiene la misma idea en la cabeza para poder llevarla a caboAsí que… como encima empezamos a trabajar juntos y, por lo tanto, a quemarnos juntos y al mismo tiempo, en un ataque de valentía y frente a una botella de vino vinimos a decir algo así como “todo el día hablando de esto y no lo hacemos”,  “¿cómo que no? Métete en Skyscanner ahora mismo…”.

 

LAS RENUNCIAS, LO QUE SE DEJA ATRÁS

  • ¿Qué era lo que más os echaba para atrás? ¿Dejar el trabajo?, ¿presupuestar un viaje largo?
    • Probablemente el trabajo. Realmente era un proyecto que nos apetecía. Había muchos vínculos personales y eso lo hacía más difícil. Pero al final… pesó más querer hacerlo… gracias, en gran parte… a que no estábamos excesivamente contentos con nuestra vida en Madrid a nivel laboral.
  • ¿Vínculos en el trabajo, os referís?
    • Vínculos personales con la gente de la empresa y con creer en un proyecto que iba y va para largo.

 

¿HAY BILLETE DE VUELTA?

  • Decís que el proyecto “iba y va”, es decir… ¿hay billete de vuelta o, al menos, fecha pensada para volver?
    • En teoría, nos vamos por un año pero… no tenemos billete de vuelta. Solo sabemos que pasaremos Fin de Año en Nueva Zelanda. Y que a principios de febrero estaremos en Argentina.
  • Y la ruta entonces no está mas o menos organizada, sino que tenéis solo un par de puntos marcados, ¿no?
    • Había una ruta inicial que ha ido cambiando un poco. De momento hemos estado en China, Laos, Tailandia, Myanmar y acabamos de llegar a Malasia (estamos en Kuala Lumpur).  Y en teoría… los próximos destinos son Singapur, Indonesia, Filipinas, Hong Kong, Nueva Zelanda, Australia, Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Colombia, Panamá, Costa Rica, Cuba, Méjico y EEUU. Casi todo por tierra (tren, bus, autostop…). Vuelos, solo los imprescindibles.
  • Viajando tan a largo plazo, ¿cuándo es el momento de abandonar un lugar y pasar al siguiente? Me refiero, cuando viajas para una semana, exprimes el tiempo hasta sentir incluso agobio… y ves todo lo que puedes ver porque sabes que tienes los días contados. Pero en este caso, al tener un objetivo de vuelta tan a largo plazo, ¿cuándo decís “venga, ya está bien, siguiente sitio”?
    • Te vas de un sitio cuando crees que has visto todo… o cuando se te acaban las visas. Te quedas si te gusta, si quieres tomarte un respiro dentro del viaje, si tienes una diarrea… Vas donde quieres, cuando quieres. Hoy mismo hemos cambiado nuestra ruta en Malasia. O mejor dicho… reorganizado. Y probablemente… cambie sobre la marcha. También depende de si encontramos couchsurfing o no. Eso es lo bueno: vas improvisando.
  • Eso es lo mejor, diría yo… Porque supongo que lo que os quemaba aquí es de lo que queréis huir: las responsabilidades, los horarios y el no dejarse llevar, ¿no?
    • No exactamente. No estábamos huyendo… simplemente, no nos gustaba lo que teníamos y queríamos algo más. Los cambios son buenos. Pasan cosas. Eso de volver a casa algo amargado no es una sensación que nos guste. Han coincidido muchas cosas para que, por fin, nos decidiéramos a dar el paso y cumplir ese sueño ahora, antes de que sea tarde (nunca es tarde, por cierto). Además… tenemos “El síndrome del eterno viajero”.
  • Incurable…

 

ALOJAMIENTO Y COMIDA

  • Lo de que nunca es tarde… después os preguntaré por el momento idóneo. Pero ahora que decís lo del couchsourfing… eso exige una continua conexión a Internet para buscar, contactar y demás, ¿no?
  • Y vais sobre la marcha diciendo “Ok, ahora estoy en casa de esta mujer y en casa de esta mujer busco dónde estaré pasado mañana”.  ¿Algo así?
    • Más o menos. No buscas de un día para otro. Lo haces con al menos una semana o dos. Y eres flexible con las fechas. Es más, a veces ni siquiera tú mismo sabes si vas a llegar en la fecha que has dicho.
  • ¿Y la comida? Pienso mucho en presupuesto, no es por centrarme solo en el dinero pero… hace falta una cantidad para irse. Yo siempre pienso  vale, te alojas gratis, ¡pero tienes que comer!
    • No siempre te alojas gratis. Es más… en Myanmar está prohibido el couchsurfing . En Laos es muy difícil. Y en Tailandia… así así.
  • ¿Prohibido? No tenía ni idea
    • Aquí en Malasia está siendo más fácil
  • Entonces buscais alojamiento barato, pero pagado.
    • Exacto. No puedes contar con ahorrar dinero en el alojamiento siempreLo que estamos pagando de media son 13€ por una habitación doble y es muy fácil comer en la calle (y muy bien) por 4€ de media los dos. Para que te hagas una idea… llevamos una media de 30€-35€ al día para los dos. Era nuestra idea inicial y la estamos cumpliendo. Sudamérica será algo más caro… y Australia, Nueva Zelanda y EEUU… ya veremos como escapamos de allí vivos y alimentados.
  • Eso quería saber, presupuesto diario. 35 al dia…
    • Mas o menos, claro. Por ejemplo, en China en un mes hemos gastado más de 500€ sólo en transporte. En Myanmar pensábamos que íbamos a gastar mucho y han salido 28€ de media en 22 días. Tú sabes que tienes casi 35€ al día. Si un día te pasas… tienes que recuperar los siguientes. 
  • Un equilibrio pensado para que no se os vaya de las manos.
    • Sí. Fundamental. Respetar (o intentarlo) tus 35€ o menos (a ser posible) diarios. Eso hace un total al mes. Y hace el total del presupuesto que llevas. Así no hay sorpresas.

 

DE LA DECISIÓN A LA PARTIDA

  • Desde el momento que decís “NOS VAMOS” y cogéis los billetes, hasta que os vais… ese es el tiempo del que disponéis para organizarlo todo. ¿Cuánto fue en vuestro caso?
    • Nosotros lo decidimos con cuatro meses de antelación y no hicimos nada hasta dos meses antes. Casi todo lo hicimos el último mes… y se nos hizo larguísimo. Lo de presupuestar el viaje, organizarlo, vender cosas, dejar el piso… fue fácil. No es tan complicado. Lo dices en el trabajo, a tu casera, a tus amigos y familia, haces un mercadillo.
  • ¿Un mercadillo, con aquello de lo que os desprendíais?
    • De todo. Lo vendimos todo.
  • Hablabais del momento de decirlo a amigos y familia… ¿cómo se lo tomaron?
    • Depende…  Los amigos: envidia sana, apoyo incondicional y pena por no vernos en un año. La familia: preocupación pero… se lo olían. Están encantados ahora. Con pena por no vernos. En el trabajo: Mi socio muy bien. Nos apoyó en todo momento a pesar de que era un palo para él. El resto de la gente… con escepticismo, con silencio… Ya con el tiempo, mejor.

 

CUÁNDO ES EL MOMENTO DE DEJARLO TODO

  • ¿Qué edad tenéis, si no es indiscreción?
    • Lucía cumple 30 en enero y yo acabo de cumplir 40 en agosto… pero no los aparento.
  • ¡Me lo creo! 🙂 Pregunto por las edades por lo que decía antes… Cuándo. Cada vez somos más los que tenemos esa idea rondando hace tiempo, pensamos que como ronde y ronde mucho más lo mismo se nos escapa. y a la vez decimos… bueno, calma, que tengo mucha vida por delante.
    • Siempre hay una excusa, un pero: una novia, un trabajo, un hijo, una hipoteca, un perro, un cocido al fuego. Todo el mundo piensa eso: ya lo haré. GRAN ERROR . 
  • Gran error, pero… en vuestro caso ha salido bien… Si no llegáis a decir hace 3 años “ya lo haré”, lo habríais hecho hace tres años y no lo estaríais haciendo ahora…
    • El caso es que lo vas dejando… lo vas dejando y un día te dices: “ya no puedo hacerlo”. O peor… ya ni quieres. Se fue la ilusión… y el sueño. En principio no hay edad (hay un señor de 80 años viajando hace 5 por el mundo) pero,  a ver, hay cosas que no puedes hacer con 70.
  • No sabes si el momento es ahora… Pero claro, obviamente no lo sabes hasta que lo haces. El consejo es que no esperemos sentados, ¿no?
    • Sí. Si quieres hacerlo… hazlo. No pongas excusas. No pospongas.

 

 

¿SOLO O ACOMPAÑADO?

  • Lo mismo estabais esperando a hacerlo así, con otra persona. O lo mismo eso era precisamente lo que no entraba en vuestros planes, viajar acompañado.
    • Hacer un viaje así con alguien no es fácil. Debe haber mucha compenetración, mismos gustos… querer a la otra persona… tolerancia… Tenerlo muy claro.
  • Claro, es un viaje que suele plantearse para uno mismo, solo. Por el tema de “hago lo que quiero y como quiero, sin que nadie me corte”. Tiene que ser alguien que no te vaya a cortar sino a darte alas.
    • Sí. Así es. Todo tiene sus ventajas y sus desventajas. Sin duda, si vas solo… haces exactamente lo que quieres en todo momento. No tienes que llegar a acuerdos. Pero… estás solo. Te resfrías solo, ves una preciosa puesta de sol solo, no puedes comentar momentos inolvidables… No compartes. El viaje es cansado psicológicamente en algunos momentos y, entre dos, se divide el trabajo. Y sobre todo… eso de tener a alguien al lado que te recuerde quién eres y de dónde vienes… no viene nada mal.
  • ¿Se os olvida quiénes sois y de dónde venís?
    • No exactamente… si viajas solo, puedes ser quien quieras cada día. Nadie te conoce. No ves a tus amigos. Te reinventas. Con alguien a tu lado… sigues siendo tú. Vas cambiando… pero sigues siendo tú.
  • No hay papeles y es perfecto porque no tienes que interpretarlos. Pero tampoco conviene caerse del todo del escenario.
    • Eso es. Además… llega un momento en que tenemos un punto de complicidad tal, que cada uno sabe el papel que tiene ante una situación. Poli bueno, poli malo…
  • ¿Creéis que ir con alguien limita en cierto modo conocer a gente, o conocéis gente igual? Por el camino y que se unan a ciertas partes de la ruta, me refiero (muy propio de quienes viajan solos).
    • Se conoce menos gente. Está claro. Es más difícil que la gente se te acerque porque sí. Al fin y al cabo somos una pareja. Te toca a ti hacer el esfuerzo. Pero el couchsurfing facilita mucho eso. La gente con la que coincides en un hostal o una excursión también. Tampoco se trata de estar todo el día hablando con el primero que pasa. Hemos conocido gente que viajaba sola y se nos ha acercado… o al revés. Y hemos compartido momentos. Son amigos ahora.
  • Entonces se puede viajar “libre” , conocer gente y vivirlo igual viajando con otra persona.
    • Sin duda. Cada viaje es diferente Si vas 20 veces a Lisboa (una con tu hermana, otra con tu novio, otra con tu madre, otra con 10 amigas, otra con una amiga, otra sola…) serán 20 viajes distintos. Pasarán cosas distintas. Hará distinto clima. Te encontrarás con distintas personas.  ¡Tú serás diferente! El viaje lo hacen las experiencias que vives en él.
  • Sí, yo también soy de la teoría de que el viaje no es solo el destino sino tú en el destino.
    • Exacto. Hay gente que odia Londres y otros lo aman. Solo por lo que les pasó nada más llegar al aeropuerto o porque un taxista intentó timarlos…

EL DÍA A DÍA

  • ¿Y el día a día? ¿Es como un viaje turístico de ver monumentos, como quien dice, o es más… explorar un poco qué se cuece por allí?
    • Ambas. Vas y tienes que ver cosas pero, como tienes más tiempo y viajas más despacio (en tren local, en bus local, autostop…), te pasan más cosas. Conoces gente por el camino que te aconseja cosas que no pensabas hacer. Te va picando más la curiosidad… estás más tiempo en un país y lo entiendes más, te aclimatas, te mimetizas…

EL EQUIPAJE

  • ¿Y qué llevais encima? Equipaje ligero en macuto, ¿no? Nada de tienda ni de saco.
    • Sí. Nuestra couch aquí en Kuala Lumpur ha alucinado con el poco equipaje que llevamos. Nada de tienda ni saco. Eso sí… llevamos mosquitero y un saco-sábana.
  • Me imagino el momento de… “hala, haz la maleta para no sabes cuánto tiempo en no sabes qué país haciendo no sabes qué”.
    • Dos o tres pantalones, un bañador, 4 camisetas, unas zapatillas de andar y unas chanclas para ducharte según dónde y para la playa o ir fresco en lugar húmedo. Botiquín, una toalla de secado rápido, papel higiénico (imprescindible), un forro polar y un chubasqueroVamos siguiendo todo el rato el verano. Ropa más ligera y que ocupa poco.

 

LA VUELTA

  • No quiero haceros pensar en ese momento, ya lo siento, pero… ¿el viaje os lo tomáis como un año viajando y luego volvemos a la rutina o más bien como un… ya veremos si volvemos y quién sabe dónde acabaremos?
    • Esto nos va a cambiar… seguro. Hablamos mucho de ello. Es una incógnita. Pero sí estamos seguros de que es imposible hacer algo así y luego seguir tal cual, en el mismo punto que lo habías dejado y como si nada hubiera pasado. Cualquier cosa puede ocurrir. Si, de repente, encontramos un sitio que nos encanta, que nos apasiona… donde no hay paro y la gente no está triste… ¿por qué no?

 

CONSEJO PARA TI QUE TE LO ESTÁS PENSANDO

  • Antes de dejaros en paz, ¿algún consejo, tanto del previo como del durante? Ahora se os escucha y parece que todo ha sido muy fácil pero… poneos por un momento en las millones de veces en las que no lo fue tanto, en esas en las que esto era todavía un sueño por cumplir “algún día”…
    • Yo, personalmente (Rubén) lo pienso mucho. Pienso mucho en las veces que lo deseaba tanto… en las veces que dije que quería hacerlo y no lo hice. Seguramente no era el momento. Peeeeeero sabía que no debía dejarlo ir mucho. Y mira, llega el día, y la persona… y lo que tú consideras “el momento”.  Y te decides a hacerlo. Ya está. Luego es fácil, de verdad. Y cada día es diferente. Y ves y vives cosas que no imaginabas. También pasas momentos “no tan buenos”… pero luego los recuerdas incluso con cariño. El consejo es… si de verdad quieres hacerlo…, si quieres tener algo que recordar, que merezca ser contado algún día: HAZLO.
  • Cada vez son más los que toman la decisión. Si ninguno por el momento me ha contado que se equivocó… es por algo.
    • Nadie se equivoca haciendo esto.

 

 

Sigue de cerca el acierto de Rubén y de Lucía:

Blog: algoquerecordar.com

Facebook: algoqrecordar

Twitter @algoqrecordar

_____________________________

_____________________________

>>> Viajediario.com / Síguenos en Facebook y en Twitter 😉 <<<

Tags: , , ,

Author:María de la Cruz Valdemoro

8 Responses to “"Nadie se equivoca haciendo esto"”

  1. claudiamary
    08/10/2013 at 16:10 #

    ¡Preciosa entrevista llena de verdades!
    Estos chicos son unos soles y no podía defraudar pero aún así me han gustado mucho las preguntas 😉
    Saludos,
    Claudia

    • María de la Cruz Valdemoro
      08/10/2013 at 22:03 #

      ¡Hola!
      Nos alegra saber que te ha gustado leerla 🙂
      Quedó un poquito larga pero… ¡Rubén y Lucía tenían mucho que contar!
      Disfrutamos mucho de la conversación, la verdad.
      ¡Muchas gracias por tu comentario, Claudia Mary! 😉

  2. 15/10/2013 at 00:43 #

    Buenisimo trabajo Maria, uno de los artículos mas interesantes que he leido en mucho tiempo ¡

    • María de la Cruz Valdemoro
      15/10/2013 at 10:12 #

      Muchas gracias, Dani 🙂
      Nos hace ilusión saber que alguien ha disfrutado leyendo la entrevista… ¡y nos anima a pensar en las próximas!
      Muchas gracias por tu comentario 😉

  3. 11/01/2014 at 03:19 #

    La verdad es que volviendo a releer esta entrevista… cuánto nos faltaba por ver y qué poco nos equivocábamos con lo caro que iba a ser Nueva Zelanda. Hoy, a punto de saltar a Australia, queremos compartir con vosotros la subida a internet de nuestro corto “El síndrome del eterno viajero”. Esperamos que os guste…

    http://www.youtube.com/watch?v=7dKGcg_jBhw

    Lucía y Rubén
    algoquerecordar.com

    • María de la Cruz Valdemoro
      12/01/2014 at 16:36 #

      ¡Hola Lucía y Rubén!
      Lo cierto es que ya estaba avisada desde hacía unos días de que estuviera pendiente porque esta semana subiríais vuestro corto, así que me envié un recordatorio para buscarlo sin falta durante este fin de semana. Tenía pensado guardarme un ratito de hoy, domingo, para sentarme a verlo. Y eso mismo haré 🙂 ¡Luego os cuento qué me ha parecido!
      Seguis dándonos mucha envidia sana… 😉
      ¡Un saludo!

Trackbacks/Pingbacks

  1. 14 frases para enmarcar | tienecajones - 17/07/2014

    […] hacer muchas cosas.. Pero siempre hay una excusa. Una vez nos lanzamos a la piscina nos ponemos las pilas, pero el paso de lanzarse es el que más […]

  2. 14 frases para enmarcar | tienecajones.com - 20/10/2015

    […] hacer muchas cosas.. Pero siempre hay una excusa. Una vez nos lanzamos a la piscina nos ponemos las pilas, pero el paso de lanzarse es el que más […]

Leave a Reply